Santolina, una planta para observar

¡Vuelvo con las entradas del blog, y con una imagen nueva!

He cambiado el color de la web de azul clarito a blanco y amarillo. La inspiración me vino hace un año, en realidad. Justo se cumple el aniversario del momento en que tomé la foto de la portada que ves en la web.

Paseaba por un parque cercano a donde vivo, y me llamó la atención esta planta. La había visto otros días al pasar, y era diferente. Me paré, y pude observar la apertura de sus flores, y cómo formaban un patrón ordenado en espiral. Guau! Me pareció fascinante, y empecé a buscar información, no sabía su nombre…

Finalmente pude saber que se llama Santolina, o también Abrótano Hembra, o Cipresillo, también se le llama Manzanilla Silvestre.

Lo curioso es su comportamiento frente al sol: observé que en los días más soleados se abre completamente como se ve en la foto; sin embargo, en los días nublados se queda formando una especie de bola esponjosa. Me parece que podemos aprender de las plantas, y así hacer la práctica de asoleo o sunning, que quizás ya conoces del Método Bates. En breve subiré un vídeo para que puedas practicarla si no la conoces.

Termino esta historia contándote que la Santolina florece en verano, y a finales de agosto sus flores ya están marrones, y poco a poco lo único que quedan son sus ramas, de color verde grisáceo, que resisten las frías temperaturas del invierno. Sus propiedades y usos son similares a los de la manzanilla, pero conviene informarse con una persona entendida porque sus principios activos son diferentes, y su olor más fuerte.

Me parece fascinante que se abra con el sol y se oriente y ordene formando un patrón en espiral, ¿y a ti?

¿Te interesan estos temas en el blog o prefieres sólo consejos sobre cuidado de la visión?

Gracias por tu lectura

Bea